Tercera Etapa: Rennes – La Gacilly – Vannes – Josselin – Rennes

Hoy me tocaba ver la costa sur de la Bretaña Francesa en solitario porque Marine tenía que hacer algunas cosas. Así que ruta por nacionales (es bueno echar gasolina cuando se puede para no andar pendiente de ello cuando debieras estar mirando el paisaje…;)).

Primera parada un minúsculo pueblito llamado La Gacilly, todo el contruido en piedra como podreis ver en las fotos:

Y un bonito jardín que acogía un certamen de fotografía, para lo cual lo habían adecuado y estaba precioso:

 

qué queréis si siento debilidad por los petirojos…

De la Gacilly, traté de ir a Rochefprt en Terreun pueblito que me había recomendado Marine, pero cuando llevaba 15 minutos en la moto algo me hizo pensar que iba hacia el sur cuando debía ir hacia el oeste o suroeste… No pasa nada, se para se saca el mapa y algún hospitalario Bretón vendrá a preguntarte a dónde deseas ir. El único problema es que no hablo frances, aunque dándome tiempo: “pú alé a Roxefor en teg?” oye, mano de santo, me entendió perfectamente (será que pronuncié bien el nombre del pueblo o porque se pierde mucha gente que va al mismo sitio). Nada, llegué sin problemas al pueblo, aunque me había desviado un buen cacho y, como no puede ser menos en un pueblo de la zona Bretona, precioso:
Un paseito por el pueblo, comer una pizza en una pizzería Bretona. Sí, ya sé que cuando se va por ahí hay que probar cosas típicas del lugar, pero joder que bien olía en la pizzería de las narices… En este pueblito empecé a ver un montón de motos, sidecares modernos con familias enteras, etc. Pero no le saqué fotos, por desgracia… Bueno, luego vereis…De ahí a Vannes; al llegar pensé que iba a ser lo mismo que La Rochelle, porque no veía más que una masa ingente de gente en la zona del puerto, pero que confundido estaba… me acerqué a la oficina de turismo hice caso a las rutas de visita del pueblo que tenian marcadas y que gran acierto y, si no os lo creeis mirad mirad, vaya arquitectura, vaya murallas, vaya torres. Vaya…
Desde luego ya no me quedaba ninguna duda de que la Bretaña había sido un completo acierto como elección de destino de mi mini-viaje de 4 días… aunque me faltasen días para ver otros pueblitos y sitios que sé que me hubieran gustado poder visitar. De todas formas, algo me dice que volveré…

 Bueno, ya eran las 4 de la tarde y aun me quedaba un pueblito por visitar, lo malo es que una vez montado en la moto y vistos los carteles de carretera leí lorient, y me obcequé con que era el nombre del pueblo que yo había pensado ver (sin embargo lo confundí con el nombre de la calle en la que me alojé en Rennes, con lo que me desvié unos 100 kms de donde quería parar). Bueno, tras un paseo por esa ciudad que me pareció bastante insulsa si la comparamos con las vistas hasta ese momento; me volví a montar en la moto y, ahora sí, tras mirar en el mapa, me fui a Josselin. Al llegar al pueblo en sí, entras por una calle que te deja “flipau”, te viene a la cabeza eso de: “vaya mierda de pueblo, ¿a que es como la porquería de ciudad que he ido por equivocación?” Pero que ostías… ni por asomo. Giras a la derecha, ves el rio y ves que vas a tener que volver a girar, ahora a la izquierda, para seguir su linde y… Voilá! clava la moto porque el cerebro se te ha quedado en shock: “vaya castillo caserón, castillo o lo que sea!!!” acto seguido te viene a la cabeza eso de: “Koldo, te acabas de parar en mitad de una carretera aparta y sacas fotos”:

 

Creo que ya lo había comentado en Rochefort en Terre, perro hay que ver la de sidecares familiares que viajan por francia, sidecares custom, sidecares bmw, sidecares…:

 

Y ahora? A Rennes… a descansar que llevo muchos kms y mañana me toca coger aburrida autopista a Bilbao…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>